Algunos consejos para celebrar despedidas de soltero originales

Si somos los encargados de preparar y planificar la despedida de solter@ de nuestro mejor amig@, nuestra responsabilidad es grande y no siempre tenemos que recurrir a los consabidos strippers, los disfraces más o menos divertidos o a beber hasta perder el conocimiento. Existen muchas otras maneras de divertirse y conseguir despedidas de soltero originales y baratas que nuestra «víctima» no olvidará nunca.

Quizá nos sorprenda saber que la tradición de despedir a los solteros viene de antiguo, de hecho fueron los espartanos quienes ya en el siglo V a.c. iniciaron la costumbre de celebrar una cena la noche antes de la boda para festejar y beber a la salud de los «condenados».

Despedidas de soltero originales

El primer paso en la organización que proponemos debería ser elegir una actividad alrededor de la cual gire la fiesta. Y sí, sin strippers puede ser igual o más divertida. Os proponemos algunas ideas que harán que suba la adrenalina y aseguran la diversión:

  • Paintball
  • Actividades acuáticas desde motos de agua hasta piragüismo
  • Asistir a un gran concierto o evento deportivo
  • Descenso de barrancos o espeleología
  • Esquiar o snowboard
  • Alquilar un barco
  • Organizar un partido

Estas son sólo algunas de las actividades que se pueden realizar para pasar un estupendo y divertido día. Pero ojo, también debemos tratar de que nos asesoren profesionales y hacerlo todo con total seguridad, no sea que el novio o la novia se lesionen y les fastidiemos la boda.

También es aconsejable no perder de vista en honor de quien estamos haciendo la celebración para que la cosa vaya acorde con sus preferencias y personalidad.

Tampoco podemos olvidar que es un plan de fiesta en todos los sentidos por lo que también deberemos ocuparnos de que la comida y la bebida estén aseguradas. Si hemos contratado una empresa, mejor que mejor, pues seguro que nos ofrecerán algo en ese sentido.

amigos

Por último, un detalle bastante importante: es muy tentador realizar la despedida el día antes de la boda, cuando posiblemente todos los invitados están ya en la ciudad, pero de ese modo corremos el riesgo de que una parte importante de los invitados como son los propios celebrantes y sus más íntimos amigos estén tan destrozados que desluzca la boda. Así que lo mejor es concertar una fecha cercana a la boda pero que nos de un respiro entre ambas fiestas.

Y ahora sí… ¡¡que entre el stripper!!